Muere Manuel Lozoya Cigarroa y se convierte en leyenda de Durango

Dirán que este 24 de agosto ha muerto don Manuel Lozoya Cigarroa, nacido un 3 de octubre de 1930, en Durango. Cronista de la ciudad, autor de la reconocida serie de libros ‘Leyendas y Relatos del Durango Antiguo’, quien además se desempeñara en los cargos de maestro rural, director y catedrático de escuelas normales, supervisor escolar y funcionario de la Secretaría de Educación…pero la verdad es que no ha muerto, solo ha comenzado a escribir esta noche de agosto su propia leyenda.

El cronista de la ciudad e historiador Manuel Lozoya Cigarroa murió la noche de este viernes a los 81 años de edad, a causa de un paro respiratorio, a consecuencia de un padecimiento crónico.

Durante este fin de semana las autoridades estatales y municipales le rendirán una serie de homenajes.

Manuel Lozoya nació el 3 de octubre de 1930 y es recordado en la ciudad por la serie de libros sobre Las Leyendas de Durango, en donde narraba sobre sitios y hechos históricos de la ciudad.

Historias como: La Llorona, La Monja de Catedral, El Alacrán de la Cárcel de Durango, El Carretero del Barrio de Analco, entre muchas más, eran contadas por el escritor.

Javier Guerrero, historiador de la ciudad, indicó que además es reconocido por rescatar y difundir las tradiciones del estado, así como su aportación a la educación, tanto estatal como nacional, ya que en dos ocasiones fue titular de la Dirección Técnica de Normales en la Secretaria de Educación Pública (SEP).

Comentó que bajo este puesto, Lozoya creó en la década de los 70, el programa de Formación Profesional para los maestros que no tenían reconocimiento como profesionistas de la educación, además de que creó las bases para la creación de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Entre los libros que escribió se encuentran la Monografía de los 39 municipios de Durango, obra de más de 1000 páginas, así como los Hombres y Mujeres Ilustres de Durango y libros de Historia Regional y Nacional.

Su cuerpo es velado en una céntrica funeraria. Este sábado, las autoridades estatales rindieron un homenaje, en el Teatro Ricardo Castro y este domingo 26 de agosto, la ciudad le rendirá un reconocimiento en la Sala de Cabildos, por ser el cronista de la capital duranguense.

“Indiscutiblemente es una gran perdida para la cultura. Él sentó una tradición para Durango, además de sus leyendas, por las que era más conocido, fue un promotor incansable de la cultura, de la historia y de la educación. Fue una persona muy acuciosa que dedicó su vida a la difusión de la historia. Antes de él, el tema de historia era sólo para unos cuantos; él logró hacer popular el tema de la historia” dijo Javier Guerrero, Cronista Adjunto de la ciudad con motivo de esta gran perdida.

Aunque luchaba por recuperar su salud en un hospital desde hace varias semanas, dijo sentirse consternado por el fallecimiento de Lozoya Cigarroa. “Es algo muy doloroso, fue un hombre de quien siempre recibí apoyo” concluyó.

Durango le debe una ciudad llena de leyendas y tradiciones; puso al alcance el perfil humano de nuestra entidad, por eso, historias como ‘El diablo en semana santa’, ‘El cerro del mercado’, ‘El alacrán de la cárcel de Durango’, ‘La monja de luna de la catedral de Durango’, entre cientos de mágicas historias han subsistido al paso del tiempo.

Sus dos pasiones: la educación y la historia

“Yo soy maestro de carrera y en mi calidad de maestro estoy totalmente convencido que la conducta del ser humano es producto de la educación que recibe de la familia, sociedad y escuela, y la educación que le damos a nuestros hijos se da con el ejemplo… He sentido la necesidad de ofrecer a los durangueños, de proporcionar este tipo de libros donde se ofrezcan paradigmas, ejemplos de personajes notables que por alguna razón han trascendido dentro del mundo social que les tocó vivir…” dijo el maestro a El Siglo de Durango en el 2003 durante la presentación del libro ‘Hombres y mujeres de Durango’.

Mientras que a la pregunta ¿cómo nace su amor por la leyenda duranguense?, Lozoya contesto: Soy durangueño de origen, y toda mi infancia viví en Durango; recuerdo que las señoras -entre ellas mi madre y mi abuela-, todas las tardes se sentaban afuera de la casa a platicar. En repetidas ocasiones los niños de mi edad nos quedábamos escuchando las leyendas que se contaban entre ellas; precisamente de ahí escuché ‘El alacrán de la cárcel’, ‘La apuesta’, ‘El curro del puente negro’, entre otras. Eso es lo que me hizo amar entrañablemente las leyendas.

Hasta el momento se desconoce dónde serán velados los restos del duranguense. Durango perdió a su cronista esta noche, pero sin duda ha ganando una gran herencia.

MANUEL LOZOYA CIGARROA

Cronista

El Siglo de Durango y Notimex

;

Muere Manuel Lozoya Cigarroa

;

;

;

as leyendas nunca mueren.

;

1 Comentario en “Muere Manuel Lozoya Cigarroa y se convierte en leyenda de Durango”

  1. Anabely Martínez dice:

    Durango perdió a su cronista Don Manuel Lozoya Cigarroa, reconocido escritor Duranguense, apasionado de esta tierra, pero ha ganado una gran herencia. Descansa en paz maestro!!!!!!!

Dejar un Comentario

Notas del Día

    Acceder - ::AhoraDIARIO:: por alfredovaldez