Agencia de Espionaje de EU pide investigación por filtraciones

Una agencia de inteligencia de Estados Unidos solicitó el sábado una investigación penal por la filtración de información muy reservada sobre programas secretos de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), dijo un portavoz de la oficina del jefe de inteligencia.

La confirmación de que la NSA presentó la solicitud de “un informe de delitos” llegó unas pocas horas después de que el jefe de los espías, el director de Inteligencia Nacional James Clapper, hiciera una defensa contundente de un programa gubernamental secreto de recopilación de datos.

Clapper criticó lo que denominó “divulgaciones imprudentes” sobre un proyecto reservado de la agencia de espionaje cuyo nombre en clave es PRISM.

No se conoce la amplitud de la investigación sobre filtraciones de la supersecreta NSA, pero Shawn Turner, portavoz de la oficina de Clapper, dijo que “se ha presentado un informe penal”.

El informe va al Departamento de Justicia, que ha establecido un procedimiento para determinar si la investigación está justificada. Los fiscales no aceptan todas las peticiones, pero han realizado una serie de investigaciones de alto nivel sobre filtraciones bajo la presidencia de Barack Obama.

Responsables de Estados Unidos dijeron que las filtraciones de la NSA han sido tan asombrosas que esperaban que el Departamento de Justicia llevara el caso. Un portavoz del Departamento de Justicia no quiso realizar comentarios.

En un comunicado publicado el sábado, Clapper reconoció la existencia de PRISM por su nombre por primera vez y dijo que los medios de comunicación lo han tergiversado. El proyecto es legal, no va dirigido contra los ciudadanos de Estados Unidos y ha frustrado amenazas contra el país, aseguró.

“En la última semana hemos visto revelaciones imprudentes sobre medidas de la comunidad de inteligencia utilizadas para mantener seguros a los estadunidenses”, dijo Clapper en el comunicado.

Además añadió que las actividades de vigilancia de las que se informó en The Washington Post y el periódico británico The Guardian fueron legales y llevadas a cabo por autoridades con la aprobación del Congreso. Se han producido una serie de “impresiones erróneas significativas” por los últimos artículos, dijo.

Batalla intensificada

Estas declaraciones son el último capítulo en una batalla creciente sobre el espionaje gubernamental y las libertades civiles, en la que están implicados el gobierno de Obama y medios de comunicación que han publicado detalles sobre la campaña gubernamental de recopilación de datos.

El comunicado de Clapper se refería en términos generales sobre lo que había sido hasta el jueves un programa altamente clasificado y desconocido. Hizo un inusual reconocimiento público de que las agencias de espionaje de Estados Unidos obtuvieron datos de proveedores de telecomunicaciones estadunidenses, pero defendió la práctica como legal y regulada por los tribunales.

“El Gobierno de Estados Unidos no obtiene de manera unilateral la información de los servidores de proveedores de servicios de comunicación electrónica estadunidenses. Este tipo de información se obtiene con la aprobación del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) y con el conocimiento del proveedor”, dijo una hoja de datos que acompañaba el comunicado de Clapper.

PRISM, referido en las noticias como el programa secreto de la Agencia Nacional de Seguridad para extraer datos de los ordenadores de compañías de Internet, es en realidad “un sistema informático interno del gobierno” utilizado para “facilitar” la gestión del Ejecutivo de la información que recopila del servicio de proveedores, según la hoja informativa.

Las noticias de esta semana apuntaba que el programa de vigilancia en el que estaban implicadas firmas de Internet y que se estableció bajo la presidencia republicana de George W. Bush en 2007, ha visto “un crecimiento exponencial” bajo el demócrata Obama. Dijo que la NSA se ha apoyado cada vez más en el PRISM como fuente de material bruto para los informes diarios de inteligencia para el presidente.

Políticos piden transparencia

Legisladores demócratas y republicanos pidieron hoy más transparencia para que el público conozca las directrices que gobiernan los programas de ciberespionaje filtrados esta semana a la prensa.

En una entrevista con la CNN, el senador demócrata por Colorado Mark Udall dijo que su principal preocupación es que “los estadunidenses no conocen hasta qué punto están siendo vigilados”.

Udall opinó que el gobierno debe explicar a la opinión pública los dos programas de obtención de los registros telefónicos estadunidenses y de acceso a información de servidores de empresas de internet para espiar a extranjeros revelados por los diarios The Guardian y The Washington Post.

El senador dijo que no cree que la obtención de los registros telefónicos de estadunidenses, que incluyen números de teléfono, duración de llamadas o localización, no ha servido para detener ningún complot terrorista.

La senadora demócrata por California Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia de la Cámara alta, se comprometió a buscar maneras de aumentar la transparencia sobre este tipo de programas llevados a acabo por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el FBI, con la supervisión de jueces y el Congreso.

“Tenemos muchas audiencias sobre estos temas. Estoy abierta a realizar más audiencias, mensuales si es necesario y de manera pública”, indicó Feinstein en una entrevista con el canal ABC.

El senador republicano Rand Paul, que suele salirse de la disciplina de su partido para criticar la excesiva intromisión del gobierno, dijo al canal Fox News que baraja denunciar ante el Tribunal Supremo el programa de control telefónico, por la posibilidad que invada la privacidad de estadunidenses y vulnere la Constitución.

La cuarta enmienda de la Carta Magna estadunidense protege a los ciudadanos de investigaciones y aprehensiones arbitrarias o abusivas del Estado.

Por su parte, el senador republicano John McCain defendió en CNN los programas de ciberespionje secretos, aunque reconoció que los estadunidense “no saben muchas de las cosas que el Gobierno hace para luchar contra el terrorismo”.

 

Denuncia divulgaciones imprudentes por parte de la prensa sobre un proyecto de espionaje telefónico; demócratas y republicanos exigen más transparencia

Denuncia divulgaciones imprudentes por parte de la prensa sobre un proyecto de espionaje telefónico; demócratas y republicanos exigen más transparencia

 

Dejar un Comentario

Notas del Día

    Acceder - ::AhoraDIARIO:: por alfredovaldez